Guillem Cifré

Teatro Eléctrico

el-barret-negre

Barcelona, Mayo 1985 – Descansan las tripas del Pez plateado sobre las tejas de la Barceloneta. Guillem Cifré me lo indica, sus ojos son dos pequeños haces de alguna sustancia inexplicable que distingue estos fenómenos que, sin embargo, se dan a menudo. Casi a diario- me dice. Se posan como pesados globos, lentamente, atraídos por el cambio de los semáforos, que son guiños abisales para los orondos ojos que los miran. También me enseña esas actuaciones remendadas de las vedettes, con sus cicatrices de operaciones múltiples. Intercambiamos detalles sobre las barracas de feria. Él sabe de cervezas y de rubias, que viene a ser lo mismo. Le pregunto si aún hay ratas en la ciudad, si asoman por las alcantarillas. Me indica que Barcelona está plagada de ellas; pero al día de hoy ya se visten de humanos. Distinguimos a un editor – fíjate en sus pantalones y en la…

Ver la entrada original 151 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s